NO a la Violencia de Género

Un año más, el 25 de noviembre nuestro centro ha conmemorado el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género. Este año hemos querido recodar a las 52 mujeres que han sido asesinadas, a las que de un plumazo se les ha arrebatado lo más preciado, LA VIDA.

Creemos firmemente que este problema es un problema de todos y todas, y que desde el sistema educativo podemos y debemos hacer mucho. Como profesorado debemos seguir insistiendo en la prevención, la coeducación, el lenguaje inclusivo, el empoderamiento de nuestras alumnas, la educación en valores de igualdad, respeto, no sexismo, rechazo al machismo con letras grandes, pero también el rechazo a los micromachismos, todos esos comportamientos, comentarios y actitudes que denigran, infravaloran o simplemente invisibilizan a nuestras alumnas. Y a todo eso NO PODEMOS DAR LA ESPALDA, y no podemos porque en nuestras manos está la EDUCACIÓN DE LAS GENERACIONES DEL FUTURO.

Este año se prepararon diferentes actuaciones. En el acto central se desarrolló un homenaje-performance a las 52 mujeres, organizado por el Departamento de Orientación, en el que participaron alumnas de todos los niveles educativos, profesoras, madres y personal del centro. Todas ellas formaron un gran lazo.

El acto continuó con un montaje preparado por el Comité de Igualdad, con dos canciones: “Vuelve” de Beret en versión karaoke y “Déjala que baile” de Melendi. El alumnado de Artes Escénicas leyó una poesía e interpretó una batalla de letras de canciones. El acto finalizó con la lectura de un manifiesto conjunto de profesoras, profesores, alumnas, alumnos, madres y padres.


Agradecemos la participación de toda la Comunidad Educativa: al alumnado que con su actitud en el acto nos demostró que merece el esfuerzo realizado, al alumnado que preparó las diferentes actuaciones y al profesorado que les guió. Agradecemos también todo el trabajo invisible realizado por muchas personas que no dudaron en poner su tiempo y esfuerzo a disposición para que todo saliera bien, y finalmente una mención especial a ELLAS, a las alumnas, profesoras y madres, que fueron las protagonistas.